Hola Asia

Día 23  de Noventio de  la Tercera Era

안녕하세요 Korea

Estoy un poco nervioso, he tenido mi debut en Asia. Estuve allí en mis vacaciones y me gustó mucho, aunque los edificios son un poco extraños y no llego a entender muy bien por qué son así. Pero se comía muy bien, me gustó mucho su música y la gente era muy amable: todos querían hablar conmigo y me enseñaban su idioma.  Estoy deseando poder volver y ver con mis propios ojos la celebración del Año Nuevo, ya que me han contado que es impresionante. 

Mis amigos asiáticos ya podrán ayudarme en mi aventura intergaláctica para detener los malvados planes del Dr.Mich. Estoy seguro de que su colaboración será vital para mi misión, como lo ha sido la de todas las personas que me han ayudado hasta ahora. Gracias a todos ellos ya estoy más cerca de liberar a todos los planetas de los virus creados por mi antiguo jefe. 

Según me ha contado el Dr.Pathé,  mi aventura también es accesible desde Google Play, AppStore, NHN Nstore y Korea Local Market. Si queréis saber más… mis amigos de G4M3 Studios hablan de ello en su página web. ¡¡Espero que me acompañéis en mi misión estelar!!

Klopex

 

Virus…

Día 59  de Octavio de  la Tercera Era

Llevo media hora delante del papel y no sé cómo empezar… así que lo diré directamente: MI JEFE ESTÁ CREANDO UN VIRUS. Llevo varios días espiándole y ayer, por fin, vi lo que lleva haciendo tanto tiempo en su laboratorio. Esta creando una especie de esferas con ojos enormes, y también pude ver como unos bichos viscosos con bocas enormes. Aún no sé para que los quiere, pero no paraba de repetir frases como “mis crueles virus”, “por fin estáis terminados” o “vosotros conseguiréis que domine el mundo”… Y los miraba de una forma que daba miedo. Conseguí sacar una fotografía del momento por si puedo adivinar qué son exactamente los virus, intentaré llevársela mañana al profesor Pathe a ver si tiene alguna idea de lo que está pasando aquí. 

Klopex

 

Mis sospechas sobre el Dr.Minch

Día 52  de Octavio de  la Tercera Era

Tengo un mal presentimiento… Llevo varios días intentando dejar de pensar en ello pero es imposible, cada día estoy más seguro de que algo malo está a punto de pasar. Todo empezó hace tres días, cuando entré a limpiar el laboratorio del Dr.Minch. En medio de la sala encontré una gran urna de cristal con muchas criaturas extrañas dentro, eran como esferas de un tamaño algo más grande que una mano. De repente una de esas esferas me miró, sí, me miró. Tenía un ojo enorme que ocupaba casi toda la esfera. Me quedé tan paralizado que no me dí cuenta que el Dr. Minch entraba por la puerta. Se puso furioso, más que furioso diría yo. Me hizo salir del laboratorio a gritos entre amenazas e insultos. Nunca ha sido muy amable, ¿qué digo? es lo contrario a la palabra amable… Pero nunca antes me había echado del laboratorio mientras limpiaba. Me había dejado estar sólo un par de minutos, eso sí, pero no impedía que  barriera el suelo o comprobara que no había ningún cable suelto. Algo raro está pasando y lo voy a descubrir. 

Klopex

 

Hola, soy Klopex.

Día 45  de Octavio de  la Tercera Era

Me llamo Klopex y éste es mi primer diario. Mi amigo el Pr. Pathé me lo regaló la semana pasada cuando volví de mis vacaciones… ¡ay! ¡Qué recuerdos!… Llevo tres días trabajando y ya estoy cansado de cuidar el laboratorio del dr.Minch, mi jefe. Siempre ha sido muy poco amable, por lo que me sorprendió que me diera vacaciones, la verdad, y me intriga un poco qué habrá hecho estas dos semanas solo. Desde que llegué apenas ha salido dos veces de su laboratorio, pero bueno, hoy no me apetece hablar de mi jefe…

Hablaré de mis vacaciones, de lo bien que me lo he pasado en la Tierra y de todos los sitios que he visitado:Londres, París, Bruselas, Rusia, Egipto,  Japón, Australia, México, Nueva York, y muchos más sitios… Lo bueno es que los humanos apenas se han dado cuenta de mi presencia. Eso sí, he echado mucho de menos mi planeta y mi galaxia, viajar entre todos nuestros planetas y disfrutar de los hielos de Icer o del desierto de Sert. Espero que siempre pueda visitarlos cuando tenga oportunidad y sigan igual que la última vez que los visité.

Y con esto me despido por hoy que tengo que intentar dormir un poco que mañana me espera un día duro con mi “amistoso” jefe.

Klopex

 

Las vacaciones de Klopex (III)

Querido profesor Pathé, 

Hoy es mi último día en la Tierra, mañana vuelvo a casa y la verdad no sé si me apetece o no… Le he cogido mucho cariño a este planeta, cada día descubro algo nuevo y cada ciudad que visito tiene algo que me sorprende. La verdad es que pensar en volver a mi trabajo y a ver al Dr. Minch… pero bueno, disfrutaré de los pocos días de descanso que me quedan.

La última ciudad que he visitado (y con la que me despediré de este viaje) es Nueva York. ¿Qué contarte de esta ciudad? La verdad es que estoy sin palabras… No imaginas la gente, los edificios, las luces, el ambiente… y tienen un parque enorme en mitad de la ciudad que es impresionante. Creo que no podría tener mejor fin de viaje.

¡¡Nos vemos enseguida!!

Klopex

Las vacaciones de Klopex (II)

Querido Profesor Pathé, 

Ya ha pasado una semana desde mi última carta  y he viajado mucho desde entonces, ya te enseñaré las fotos del viaje. Ahora mismo estoy en Moscú, una ciudad muy grande. Tiene, como otras ciudades en las que he estado, un transporte subterráneo al que llaman metro, pero este es diferente, no se imagina lo impresionante que son algunas paradas: con dibujos, murales, lámparas… Y todo eso bajo tierra, si lo vieran los raturianos cambiarían muchas cosas de sus ciudades subterráneas. La Plaza Roja también es sorprendente, oí a un turista decir que era la tercera plaza más grande de la Tierra. Para que se haga una idea, cabría 10 veces la Gran Plaza de nuestro planeta.

Mañana despego hacía Japón, he decido que voy a rodear la Tierra, no quiero perderme nada.

Un abrazo 

Klopex

Las vacaciones de Klopex (I)

Querido profesor Pathé,

Ya he llegado a la Tierra, todo muy bien por ahora. He aterrizado en París, los datos de la nave me decían que eran la ciudad con más turistas terrestres, y por ahora me gusta mucho. He visto muchos edificios y muchos humanos, por cierto, los humanos más bajitos se me acercan para hacerse fotos conmigo… La verdad es que no lo acabo de entender…

Lo que más me ha gustado es un monumento todo hecho de metal con forma de triángulo, le llaman Torre Eiffel. Me ha recordado mucho a esas antenas que diseña en su laboratorio y tengo algo de razón porque el guía del autobús nos ha contado que fue diseñada para la Exposición Universal de París de 1889 pero que más tarde se usó como antena de radiodifusión.

Estaré aquí dos días más para conocer más esta ciudad (he oído que por la noche es mucho más bonita). Le volveré a escribir cuando el satélite de la nave me permita el envío de datos.

Un saludo,

Klopex